Karoshi o la muerte por exceso de trabajo
agosto 14, 2017
Cuide su columna
agosto 22, 2017

¿Comer para vivir o vivir para comer?

"A veces pareciera que comer fuera de casa es un verdadero problema"
Es un hecho que necesitamos comer para sobrevivir. Sin embargo, el acto de alimentarse tiene otros significados para el ser humano, desde momentos de convivencia social hasta verdaderos lujos para celebrar ocasiones especiales.

Aún así, hay ocasiones en los que nuestra rutina nos impide comer como quisiéramos y lo que más nos gusta. A veces pareciera que comer fuera de casa es un verdadero problema, pues comemos lo que encontramos y descuidamos nuestra nutrición. Por ello te compartimos los consejos de la revista Expansión para no descuidar tu alimentación:
1 Desayuna: Antes de salir de casa, ¡desayuna! Así no te dará tanta hambre, rendirás más y evitarás comer cualquier cosa que te encuentres en la oficina.

2 Come una colación: Evita los tiempos prolongados sin alimentos. Lleva algo preparado para comer a media jornada: un sándwich, fruta y verdura o un licuado.

3 En el comedor industrial: Pide agua natural en vez de refrescos o agua saborizada; elige alimentos a la plancha preferiblemente o con guarnición de verduras, y como postre, quédate con una fruta.

4 Hidrátate: Consume de 6 a 8 vasos al día; llévate tu botella desde casa o guárdala en tu oficina.

5 Camina: aprovecha los momentos en los que puedes trasladarte a pie: sube por las escaleras en vez de usar el elevador o estaciona tu coche lejos de la entrada.
En Occupational Health también te recomendamos acercarte al nutriólogo de tu empresa para que te oriente con una dieta adecuada para tu complexión. Occupational Health, la salud de sus colaboradores en manos de expertos.

Referencia:
http://expansion.mx/opinion/2010/07/05/7-claves-para-comer-sano-en-el-trabajo