3 cosas que no sabías sobre el asma
febrero 8, 2017
Primeros Auxilios en el Hogar
febrero 13, 2017

Cómo lidiar con los malos modales

"Recuerde: su capacidad de mantenerse calmado es clave para sobrellevar la situación"
Estudios aseguran que la mayoría de las personas no les gustaría matar a alguien en ningún momento de su vida, sin embargo, existen ciertas personas que nos lo hacen dudar. Una categoría de ellas es la gente maleducada, que tienden a desconocer el significado de prudencia y a ignorar la función de los modales dentro de la sociedad.

Sea usted emprendedor, vendedor, compañero de piso, gerente, maestro, investigadora o básicamente cualquier persona en sociedad, el trabajo en equipo será una constante a lo largo de su vida con la cual deberá aprender a lidiar. Sin intención de entrar en temas de liderazgo y delegación de tareas, este artículo está dedicado a darle algunos consejos sobre cómo enfrentar a este tipo de personas en una relación cliente - empresa y no morir de una acidez estomacal en el intento. Aquí 6 consejos para lidiar con una persona sin modales:
1 Manténganse en su centro. Aunque más fácil dicho que hecho, su capacidad de mantenerse calmado es clave para sobrellevar la situación. Recuerde: El que se enoja pierde.

2 Absténgase a los hechos. Entienda que existen personas con las cuales nunca llegará a tener una relación estrecha, y que de hecho irá debilitándose con el paso del tiempo. Simplemente existen personalidades que no compaginamos. Por ello, evite tratar de argumentar emocionalmente, quédese en lo meramente racional.

3 Reafirme a su cliente. Recuérdele a esa persona la razón por la que se pusieron en contacto inicialmente, recuérdele las intenciones de ambos de sacar el mejor provecho para ambos.

4 Termine la conversación. Si su cliente se exalta constantemente, aprenda a terminar la conversación. Explíquele que entiende que no se encuentre en un buen momento para hablar y que lo mejor es continuar la conversación en un momento más favorable.

5 Plantee las reglas mínimas de convivencia. Cuando haya pasado tiempo para que el cliente se calme, saque a colación el tema nuevamente con la intención de definir perfectamente las formas en como los desacuerdos se resolverán en el futuro, para evitar gastos excesivos emocionales.

6 Ponga a sus clientes a prueba. Si el cliente continúa siendo agresivo, explíquele que debido a su comportamiento, no le ha quedado más que ponerlo a prueba por 30 días. Explíquele que de no cambiar su comportamiento en los próximos 30 días, no tendrá otra opción más que dar por terminada la relación por respeto a su equipo – o a sí mismo.

Aunque por supuesto que nos gustaría mantener y crecer todas nuestras relaciones interpersonales, es importante entender que existen algunas que aunque a nivel económico o funcional salgan muy baratas, a nivel emocional son incosteables. No tema tomar decisiones terminantes cuando presienta abuso por parte de sus contrapartes, sobre todo cuando éstos no demuestran tener interés en dejar de hacerlo.

En la vida profesional como en la vida personal, la aplicación de estos consejos le ahorrará la prolongación de relaciones caracterizadas como violentas. Occupational Health, la salud de sus colaboradores en manos de expertos.

Obtenido de:
https://www.linkedin.com/pulse/how-deal-rude-aggressive-disrespectful-client-laura-ure