Cómo evitar lesiones por el sedentarismo en el trabajo
agosto 6, 2018
Proteja sus ojos de las lesiones en el trabajo
agosto 17, 2018

Depresión en el trabajo, signos de alarma e impacto económico.

¡Pregunte por nuestros paquetes de descuento!
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Dentro de los signos principales de la depresión a nivel laboral se encuentran, la irritabilidad sobre todo en los hombres, aunque el llanto y la tristeza también caracterizan a la enfermedad, ello evidentemente conlleva a un ambiente tenso de trabajo tanto en la persona que la padece, así como el entorno de este individuo.
Otro de los signos que acompaña la patología sería la somnolencia, con ello hay un letargo y cansancio que disminuye la productividad del individuo debido a la realización de las actividades en periodos de tiempo más prolongados e incluso este proceso puede ir aunado a la impuntualidad del trabajador.

Por último, otro de los síntomas de mayor impacto a nivel laboral es la falta de resultados del trabajador debido a la poca o nula de toma de decisiones efectivas.

La Organización para la cooperación y el desarrollo económicos (OCDE), estima que las enfermedades mentales, como la depresión, cuestan a los países miembros hasta un 4% del PIB, donde la mayoría de los costos son indirectos.

EFE Salud menciona que el costo de la depresión en la Unión Europea se ha estimado en más de 92,000 millones de euros en 2010, de los cuales la mayoría de los costos son indirectos 54,000 millones de euros, tales como la pérdida de productividad laboral, bajas por enfermedad, jubilación anticipada y presentismo laboral.

Como bien lo menciona la OMS, la depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.
¡Pregunte por nuestros paquetes de descuento!