Ejercicios para evitar la fatiga ocular
abril 10, 2018
5 tips para el autocuidado y evitar los costos del Síndrome Burnout
abril 17, 2018

Iniciativas de dietas saludables deben ser apetitosas

La marca estadounidense Timberland empezó el proyecto Victory Garden como una pequeña parcela en frente de sus oficinas centrales en New Hampshire en 2008. Hoy en día, este jardín consiste en cuatro largas camas donde, cada temporada, su propio staff produce kilos de frutos y flores frescos.

Mientras se les da a los empleados de Timberland la oportunidad de ser voluntarios y pasar tiempo en el exterior, las frutas y verduras orgánicas producidas en el jardín también son vendidas para ellos mismos -y en la cafetería de la compañía. Asimismo, los ingresos son donados a una caridad local.
“Una larga parte de por qué VF Corporation [los dueños de Timberland] escogen invertir en iniciativas de bienestar tanto a nivel global como de marca, es el retorno de inversión para la compañía y la cultura,” dice Beth Reichl, socia comercial de humanos recursos dentro de la empresa.

En el caso de Victory Garden, $15,000 usd han sido recolectados para el banco de comida local desde su primera cosecha. Al mismo tiempo, el staff ha tenido la oportunidad de usar ingredientes de su jardín en talleres trimestrales con el chef de la compañía.

Cuando se habla de alimentación saludable, la educación es crucial, como argumentan los empleadores de Timberland. Dun & Bradstreet (marca de Reino Unido) parece que está de acuerdo. La compañía de datos y analíticos ha ofrecido talleres de nutrición por dos años, incluyendo pláticas de especialistas. Las sesiones enseñan cómo usar comida para influir en cómo se sienten, a los 500 integrantes del staff de la sede UK.

“Parte de nuestro enfoque en nutrición es para mostrar cómo pueden asegurarse de que se sientan adecuadamente alimentado para que también estén en el mejor estado cuando lo necesitan y, a lo largo del día, cómo pueden mantenerse recargados,” menciona Julian Prower, gerente de Dun & Bradstreet.
No se trata de decirles a sus colaboradores qué no pueden comer o hacer sino de darle opciones y conocimiento para que ellos mismos tomen las decisiones correctas. De igual forma, al hacer modificaciones al menú de la empresa, hay que escuchar sus necesidades. Una dieta saludable no quiere decir una dieta poco fuerte. Primero se deben entender los hábitos y tener insights del personal para así ofrecer soluciones que fortalezcan el bienestar (y así, la productividad) dentro de su compañía.

Consulte nuestros servicios de Prevención y Bienestar, así como de Administración Médica, para conocer cómo impulsar la productividad de su empresa dejando la salud de sus colaboradores en manos de expertos.
Contáctenos e impulse la productividad de su empresa
Traducido de:
https://www.ft.com/content/05621132-3fa5-11e7-82b6-896b95f30f58