Puedes aprender información nueva mientras duermes
agosto 14, 2017
¿Comer para vivir o vivir para comer?
agosto 22, 2017

Karoshi o la muerte por exceso de trabajo

"Las nuevas generaciones encontraron en el trabajo una motivación para superar las pérdidas en las batallas."
En español, la palabra japonesa Karoshi se traduce como “muerte por exceso de trabajo”, pues se deriva de los vocablos Ka (exceso), ro (trabajo) y shi (muerte). Ese término se ha empleado informalmente para nombrar una realidad de los trabajadores en ese país y hasta hace muy poco se reconoció legalmente como una tendencia laboral.

Después de la Segunda Guerra Mundial, las nuevas generaciones encontraron en el trabajo una motivación para superar las pérdidas en las batallas. A nivel mundial se implementaron jornadas de trabajo más extensas –siendo Japón de los países con jornadas más largas-, que culminaron con una burbuja económica que colapsó en los años 90 (la llamada década perdida). Fue en esos momentos donde el fenómeno karoshi se propagó como una epidemia.
Afortunadamente, en ese país se han realizado acciones para admitir y compensar este fenómeno. Por ejemplo, existe una ley que ampara a familiares de algún fallecido a causa de karoshi. Las políticas laborales se han modificado, reduciendo el número de horas de trabajo por empleado y permitiendo realizar labores desde casa.

Sin embargo, el fenómeno no es algo exclusivo de Japón. En estudio de la jornada laboral de países más prósperos es en promedio menor a la del resto de los países. De los 38 países analizados, México está a la cabeza de la lista como el país en el que más horas se trabaja (2,246 horas en promedio al año). Los que menos trabajan son Alemania (1,371 horas), Holanda (1,419 horas) y Noruega (1,424 horas).
"México está a la cabeza de la lista como el país en el que más horas se trabaja"
En Occupational Health trabajamos por una cultura laboral más saludable. Lo invitamos a pensar no solamente en sus jornadas de trabajo, sino el rol que este represente en su salud. Hablando de estos casos extremos, muchas veces no se trata tal cual de la cultura del trabajo duro sino de la simulación que hacemos para que los demás crean que trabajamos duro. La próxima vez que se quede tarde en la oficina, piense dos veces en su salud.

Referencias:
http://algarabia.com/sin-traduccion/karoshi/