Incorporar programas de bienestar laboral se traduce en productividad y eficiencia
junio 25, 2018
Los dentistas llaman a reducir el consumo de azúcar en el trabajo
julio 5, 2018

Pérdida auditiva, una discapacidad en aumento

¡Pregunte por nuestros paquetes de descuento!
A partir de la revolución industrial, el ruido acaparó mayor atención y lesiones auditivas en los seres humanos y hoy a pesar de haber evolucionado enormemente en tecnología así como en conocimiento del daño por exposición a éste, las cifras de daño auditivo incrementan de manera alarmante.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona que más del 5% de la población mundial (466 millones de personas) padece pérdida de audición discapacitante (432 millones de adultos y 34 millones de niños) y se estima que de aquí al año 2050 más de 900 millones de personas siendo esto que una de cada diez personas padecerá pérdida de audición.”
Un punto importante a tomar en cuenta es que trabajadores entre 18 y 35 años han incrementado el déficit auditivo por el uso de audífonos, teléfonos inteligentes, reproductores de música aunado a la exposición de ruido durante la juventud en, bares, discotecas, conciertos, cines, gimnasios etc.

Entre los años 2012 y 2015 el número de trabajadores afiliados al IMSS que reportaron una enfermedad laboral aumento 147% de acuerdo con el informe Memorias Estadísticas de ese organismo. El informe establece que la hipoacusia, la pérdida gradual de la capacidad auditiva, es la principal enfermedad que afecta a la planta laboral del país.

Estas estadísticas no distan mucho de las estadounidenses donde se reportan 30 millones de trabajadores expuestos a niveles peligrosos de ruido anualmente.

Pero… ¿Cómo es que oímos?

La audición es una serie de procesos que convierten ondas sonoras en señales eléctricas que finalmente se codifican en el cerebro.

En el oído externo se reciben ondas sonoras que provienen del aire, estas ondas viajan por una estructura llamada conducto auditivo y finalmente al chocar con la membrana timpánica, ésta transmite la vibración a otra estructura llamada oído medio conformada básicamente por 3 huesecillos (martillo, yunque y estribo), éstos amplifican las ondas y las transmiten al oído interno el cual está conformado por una estructura anatómica llamada cóclea o caracol, dentro de este hay líquido y células, dicho líquido sirve para transmitir las señales mediante pequeñas olas a células en forma de cilindros, es ahí en donde dichas ondas se convierten en señales eléctricas, éstas por un proceso llamado neurotransmisión (transmisión de impulsos de una neurona a otra) son transportadas a través del nervio auditivo hasta el cerebro en donde finalmente son codificadas y que convierten en sonidos que podemos identificar y comprender.

Y ¿Cómo puedes detectar si en tu zona de trabajo hay un riesgo auditivo?

- Exposición a sonidos de 85 dB o más (un ejemplo de ello es que si durante una conversación tenemos que subir la voz o gritar para que la otra persona nos entienda, eso significa que en entorno hay por lo menos 85 dB) de manera prolongada o recurrente.

- No poder seguir y entender una conversación y tener que solicitar que se le repitan las palabras.

- No escuchar sonidos habituales como un timbre, alarma o tener que subir el volumen del televisor, radio, etc.

¿Qué consecuencias puede traer la exposición a ruido en el trabajo?

Se debe tener en consideración que la pérdida de audición nos puede llevar a falta de coordinación, memoria y concentración, esto como consecuencia puede provocar accidentes.

La perdida de la audición genera daños no solo mediáticos en la población económicamente activa sino que genera a largo plazo un impacto social importante al generar una población geriátrica enajenada de su entorno social no solo por el déficit auditivo sino en consecuencias socio-emocionales.

El ruido puede ocasionar trastornos mentales y de comportamiento asociados con el estrés como depresión, fatiga crónica, tensión, irritabilidad, entre otros, lo que aumenta el ausentismo laboral y a mediano o largo plazo una discapacidad.

¿Qué te recomienda Occupational Health? La norma 011 STPS - CONDICIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE EN LOS CENTROS DE TRABAJO DONDE SE GENERE RUIDO- indica que todos los trabajadores con exposición a ruido deben de contar con equipo de protección personal, capacitación permanente y participación activa en un programa de conservación auditiva que contemple o solo el análisis de los puestos de trabajo sino las evaluaciones medicas pertinentes.

Occupational Health cuenta con el equipo y personal capacitado para asesorarle sobre el manejo del ruido en su planta y como proteger la salud de sus colaboradores.

¡Pregunte por nuestros paquetes de descuento!